lunes, 2 de junio de 2014

La Historia oculta de Gaza (8) Los mamelucos y los otomanos en Gaza


Cuando el periodo de las conquistas de los Cruzados llegaba a su fin, Gaza, igual que Siria y el resto de Palestina, sufrió las invasiones de los mongoles.

Representación artística de Genghis Khan al frente de su ejército mongol
Un grupo étnico que se originó con la unión de varías tribus bajo el poder de Genghis Khan. Procedían de la actual Mongolia, parte de Rusia y de China. En sus planes de conquista nunca estuvo incorporar Palestina a su imperio, y Gaza, una vez más, sufrió los avatares de su situación estratégica.
 Hulagu con su cónyuge Doquz Khatun
En 1260, Gaza, estaba bajo el control de los príncipes ayyubíes. Tras la toma de Damasco por los mongoles, An-Nasir Yusuf(الناصر يوسف), uno de los últimos califas ayyubíes, y bisnieto de Saladino, se refugió en Gaza huyendo de los ejércitos mongoles bajo el mando de Hulagu. En Gaza, An-Nasir Yusuf, junto con su hermano y su hijo, a través de uno de sus siervos, fueron entregados a Hulagu quien ordenó la ejecución de An-Nasir y su hermano Al-Zahir.
Representación gráfica de Baibars, junto a una estatua erigida en su memoria
Fue la primera vez que Gaza sufrió los ataques de los mongoles. Hulagu tuvo que regresar a Mongolia para resolver la sucesión a la muerte de su hermano. Quedando en Palestina una fuerza de unos 10.000 soldados mongoles bajo las órdenes de su general, un cristiano nestoriano, Kitbuqa Noyan, quien fue vencido por los mamelucos en la batalla de Ain Yalutm cuyo ejército estaba dirigido por Baibars, quien posteriormente se proclamaría sultán y que dio origen al poder de la sociedad mameluca en Egipto. Algunos autores reflejan que Baibars se casó en Gaza y edificó una gran mansión para su esposa e hijos en la ciudad.
 Composición gráfica de un dibujo de la conversión de Ghazan al islam y del mapa con el recorrido de los mongoles en la invasión de 1299
En 1299, un ejército mongol dirigido por Ghazan Khan, tras apoderarse de Alepo, continuaron hacia el sur y cerca de Homs, en el Wadi al-Khazandar se produjo la batalla conocida con este nombre o también como tercera batalla de Homs, en las que las fuerzas mamelucas fueron derrotadas. El ejército mameluco huyó hacia el sur, hacia Damasco. Sin embargo, en el camino fueron constantemente hostigados y perseguidos hasta Gaza. En 1303 los mongoles fueron derrotados definitivamente por los mamelucos.
Representación gráfica de soldados mamelucos
En 1277, tras la derrota de los mongoles en la batalla de Ain Yalutm, los mamelucos,(soldados-esclavos de origen turco origen eslavo, turco o circasiano, que fueron convertidos al Islam e instruidos militarmente, sirvieron en los ejércitos de los califas ayyubíes, en donde destacaron por su arrojo y ferocidad), hicieron de Gaza la capital de la provincia que llevaba su nombre, Mamlakat Ghazzah ("el reino de Gaza").
 Representación gráfica de Ibn Batutta
En 1294, un terremoto devastó Gaza, y cinco años más tarde, los mongoles destruyeron de nuevo todo lo que había sido restaurado por los mamelucos. Sin embargo, alrededor del año 1300, el geógrafo sirio Al-Dimashqi describe Gaza como una "ciudad tan rica en árboles que parece una tela de brocado sobre la tierra." En 1348, una epidemia de peste acabó con una gran parte de su población. En 1352, Gaza sufrió una gran inundación, algo inhabitual en esta parte del Levante Sur, no obstante el viajero árabe y escritor Ibn Batutta que visitó la ciudad en 1355, señaló que era "grande y populosa, y tiene muchas mezquitas."
 Baños turcos de Al-Sammara en la actualidad
La contribución de la arquitectura mameluca en Gaza incluye mezquitas y escuelas islámicas, hospitales, caravasares y baños públicos. Aún hoy en día se puede contemplar el Hamman Al-Sammara. Aunque se remontan a antes de la islámicas en Gaza, una placa en el vestíbulo de la casa de baños proclama que Hamam al-Sammara fue restaurada en 1320 por Sanjar al-Jawli, gobernador de la ciudad. Se ha logrado conservar sus techos abovedados y suelos de baldosas de mármol con incrustaciones, y todavía se calienta por una serie de hornos de leña.
El caravasar de Khan Younès en una imagen de 1930
Igualmente se pueden contemplar los restos de un caravasar, de los que construyeron a lo largo de la costa en una ruta que se utilizaba para el viaje entre El Cairo y Damasco, en la ciudad de Khan Younès(lugar conocido antes de esta fecha como “Salqah”. Fue el emir Yunus al-Nûrûzi, quien en 1387-1388 erigió esta construcción como lugar de descanso y protección para las caravanas de peregrinos y viajeros, a partir de ese momento se le comenzó a conocer con el nombre de Khan (“caravansar”) Yunis (en memoria del emir Yunus).
Gran Mezquita de Gaza en una imagen de 1930
Otra de sus importantes obras en Gaza está relacionada con la Gran Mezquita Omari, que por dos veces reconstruyeron. Cuando los ayyubíes conquistaron Gaza, 1187, los Templarios, destruyeron la catedral que habían edificado sobre la antigua mezquita erigida sobre los cimientos de la antigua iglesia bizantina y que a su vez había sido construida sobre el lugar del templo dedicado a Dagón. En el siglo XIII los mamelucos la reconstruyeron. En 1294 un terremoto causó casi su destrucción. Entre los años 1297-1299 el gobernador de Gaza, Sunqur al-Ala’i, se realizaron obras para su renovación. Pero fue entre 1311 y 1319 cuando el gobernador Sanjar al-Jawli ordenó la restauración definitiva de la misma, acabándose las obras por completo sobre el 1340. Sobre la puerta de la mezquita hay una inscripción con los nombres de los sultanes mamelucos Al Mansur Qalawun, Al-Malik Al-Mansour Hossam Al-Din Al-Mansuri Lachin (Lachin o Lajin) y Al-Malik Az-Zahir Sayf ad-Din Barquq (Barquq).
Baptisterio de Saint Louis, pieza expuesta en el Museo del Louvre, París. Detalle de un medallón exterior de la pieza. El “Cubilete de Rothschild” fue subastado en 2009 con un precio de salida de cerca de 1,2 millones de dólares
Los mamelucos se caracterizaban por su amor al arte. La decoración se realiza con incrustaciones de piedras de diferentes colores, así como con un exquisito trabajo en madera que consistió en incrustaciones de motivos geométricos radiantes hechos en marquetería. Se utilizó también el esmalte y el vidrio, y lo que es más importante, las incrustaciones de metal. Dejamos aquí dos muestras de estos excelentes trabajos decorativos. El conocido como “Baptisterio de San Luis”, realizado por el orfebre Muhammad ibn al-Zayn, es un cuenco que contiene inscripciones florales arabescas, jinetes combatiendo, reyes en su trono, y toda clase de animales terrestres: gacelas, conejos, elefantes, animales acuáticos: serpientes, tortugas, cangrejos y anguilas y fantásticos, como el unicornio. Se desconoce quién encargó esta pieza; se han encontrado seis inscripciones con el nombre del autor en el cuenco. Junto a él el conocido como “Cubilete de Rothschild”, conocido así por su pertenencia a la familia Rothschild durante más de cien años, es un vaso de cristal, del siglo XIV, que en su decoración recrea cabezas de animales en diferentes colores y contiene una inscripción que dice así:
 "Soy un juguete para los dedos en forma de vasija. Contengo agua fría"
 Una de las armas que los otomanos utilizaron contra los mamelucos en la batalla de Yaunis Khan
El 28 de octubre de 1516, el ejército otomano que se dirigía a la conquista de Egipto se enfrentó a los mamelucos en la batalla de Yaunis Khan (Khan Younès) en donde los mamelucos fueron vencidos y se retiraron a Egipto, pasando a dominar los otomanos toda la región de Palestina. Es fácil entender la victoria de los otomanos sobre los mamelucos si conocemos que estos despreciaban las armas de fuego, sobre todo los cañones, por considerarlas la manera menos caballerosa de hacer la guerra, mientras que los otomanos no dudaron de utilizar sus arcabuces y cañones. 
 Suleyman Kanuni
Los otomanos, entonces bajo el sultanato de Suleyman Kanuni (Solimán el Magnífico en castellano) se convirtieron en una de las más grandes potencias y alcanzó la cúspide de su poder. Solimán se destacó por su protección y la búsqueda del desarrollo de las ciencias y las artes. El mismo es conocido como uno de los más notables poetas musulmanes. En el mundo occidental es conocido con el apelativo el Magnífico y en el mundo islámico como el codificador o el legislador (en turco Kanuni; árabe: القانونى, Al-Qānūnī), debido a la profunda reforma que introdujo en el sistema legal otomano.
 Gráfico de las rutas portuguesas hacia la India
Por aquellas fechas, Gaza era una ciudad que había ido perdiendo su importancia en el comercio, su puerto estaba prácticamente inactivo y había sentido los efectos de la disminución de su actividad a raíz del descubrimiento, por los portugueses, de la ruta marítima a la India, por lo que el comercio a través de la ruta terrestre quedó prácticamente paralizado. Durante la primera mitad del dominio otomano, Gaza, recuperaría su importancia como ciudad.
Funcionarios otomanos
La llegada de los otomanos a Gaza fue especialmente bien aceptada por sus habitantes, veían en ellos a hermanos musulmanes sunitas. Palestina se dividió en seis distritos, entre ellos el Gaza Sanjak (distrito de Gaza) que se extendía desde Jaffa al norte, Bayt Jibrin en el este, hasta Rafah en el sur, con toda la ribera del Mediterráneo por el oeste. El primer gobernador de  Gaza fue Kara Mustafa Sahin,  quien dio comienzo a la dinastía Ridwan.
 Sultán Murad III
En 1585, tras la muerte de su padre, Ahmad Pasha, bajo el  califato de Murad III, ocupó el puesto de gobernador de Gaza Sanjak y eligió la ciudad como centro de su dinastía que dominó el sur de Palestina durante casi dos siglos. El biógrafo árabe Muhammad Ahmad Pasha Muhibbi los describió como “un hombre valiente, brillante y gran conocedor de la historia y la ciencia. Durante su gobierno Gaza se convirtió en un centro cultural. 
Composición con tres vistas de Qasr Al-Basha
Durante el sultanato de Mehmed IV, ocupó el puesto de gobernador de la provincia de Gaza Hysayn Pasha, desde 1650 hasta 1663. Al acceder al cargo, la ciudad estaba empobrecida por la fuerte caída del comercio, pero él hizo posible que Gaza saliera de esta situación. Pidió un préstamo al cónsul de Francia, Chevalier D’Arvieux, que pronto devolvió. La ciudad, en 1660, fue considerada como la capital de Palestina. La Gran Mezquita fue restaurada, y se construyeron otras seis mezquitas más, mientras que los baños turcos y los puestos del mercado proliferaron. De esta época data la restauración de Qasr al-Basha (Castillo de Ridwan) construida, según algunos autores, sobre la antigua mansión de Baibars.
 Napoleón Bonaparte
Gaza fue ocupada, brevemente, por el ejército de Napoleón, en 1799, en su camino hacia Egipto. El propio emperador pernoctó durante unas noches en Gaza, ocupando Qars al-Basha, por lo que hoy se le conoce también como el “Castillo de Napoleón”. Él llegó a decir de Gaza que era “la avanzada de África, la puerta de Asia”, refiriéndose a la situación estratégica de la ciudad tan deseada a lo largo de todos los imperios.
 Edwars Robinson
Edwars Robinson, un norteamericano estudioso de la Biblia, visitó Gaza en 1838, describiéndola como una ciudad “densamente poblada. Más grande que Jerusalén. Su casco antiguo construido sobre una colina, y extendida hacia la llanura que la rodeaba. Su tierra estaba repleta de árboles con frutos deliciosos y abundantes. Aunque su puerto estaba inactivo el comercio era próspero por su posición en la ruta de las caravanas entre Egipto y Siría, así como por la producción de jabón, algodón y vino para los beduinos”.
General Edmund Allenby, en 1921
En 1839, Gaza, fue azotada por una epidemia de peste bubónica que paralizó prácticamente la ciudad, además de por la falta de estabilidad política. En 1840, los egipcios, que entonces controlaban Gaza se enfrentaron, cerca de la ciudad, a los otomanos. La victoria de estos sobre el ejército egipcio significó recuperar el control de Gaza por los otomanos. Además de todo lo que significa de estancamiento y muerte por la epidemia y las guerras, y los intereses de clanes poderosos que se establecieron en ella a partir de esas fechas, Gaza sufrió dos terremotos, en 1903 y 1914, que produjeron grandiosos daños. Durante la Primera Guerra Mundial, en 1917, los ingleses fueron derrotados en dos batallas antes de que el general Edmund Allenby, al frente de las fuerzas aliadas, conquistara Gaza en una tercera batalla.
 Gaza tras la entrada de los ingleses en 1917 después de la tercera batalla para conquistarla
Pero esa será otra historia que narraremos en otro post, pues realmente, es a partir de estos momentos cuando la ciudad y las tierras de Gaza sufren las consecuencias de la ambición y la destrucción por parte de ejércitos invasores, pues si antes fue invadida, nunca jamás fue destruida hasta los extremos que se dieron a partir del siglo XX.

Continuarà.................La Historia oculta de Gaza (9). Ocaso de una historia que verá un nuevo amanecer.





1 comentario:

  1. Lamentable que siempre es la ambición la que destruye grandes ciudades pero lo peor es que destruye personas que pueden causar tanto daño, cuanto dolor deja a su paso la ambición.

    ResponderEliminar