sábado, 11 de abril de 2015

El guerrero victorioso


Regresa cual guerrero victorioso, al lugar que no la vio nacer, en su corazón resuenan las palabras del poeta: ¡A galopar, a galopar,…! Galopa, caballo cuatralbo, jinete del pueblo, que la tierra es tuya.
Su mirada, perdida en el horizonte, refleja sus sueños de ver renacer de nuevo aquella tierra, convertida en el vergel que fue, como florecen los árboles con la nueva savia de la primavera. 
Vivimos en un planeta llamado tierra, con tantas cosas maravillosas y no podemos compartirlas por las fronteras que el hombre ha creado, deberíamos tener libertad de caminar, por nuestro mundo y disfrutar de él, sin que nadie nos lo impida, porque la tierra es de todos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario