sábado, 29 de julio de 2017

Alas para soñar



Una bella melodía, una maravillosa voz y un gran mensaje que nos hace soñar
Quiero extender mis alas y volar
lejos en el cielo.
Como soñé ser tan libre,
no más tristeza, no más dolor,
no más ira, no más odio.
Como soñé tener esas alas
y volar en el cielo.


Si ahora pudiera alcanzar mi deseo,
desearía tener esas alas.
Esas alas como las aves
que vuelan en el aire.
Tan alto en el aire.
Con plumas brillantes y bellas,
ni la riqueza ni el poder pueden hacer
a mi corazón ser llenado con tal alegría


Quiero extender mis alas y volar
lejos en el cielo.
Como soñé ser tan libre,
no más tristeza, no más dolor,
no más ira, no más odio.
Como soñé tener esas al
as
y volar en el cielo.


اجنحة لأطير
اريد ان أبسط اجنحتي و اطير
بعيدا الى السماء
كيف احلم لاكون حرا
لا مزيد من الحزن... لا مزيد من الالم... لا مزيد من الغضب ...لا مزيد من
الكراهية ...
كيف احلم بأن امتلك تلك الاجنحة و اطير الى السماء
لو الان بإمكاني منح امنيتي ان ساتمنى ان امتلك تلك الاجنحة اجنحة مثل الطيور التي تطير عالية في الهواء عاليا في الهواء مع الريش الامع و الجميل...لا ثروة (مال)ولا قوة
يمكن ان تجعل قلبي مليئا بهذه الفرحة ..اريد ان تنتشر الاجنحة و اطير بعيدا في السماء
كيف احلم ان اكون حرا جدا
.. لا مزيد من الحزن لا مزيد من الالم
.... كيف احلم بأن امتلك تلك الاجنحه و اطير الى السماء



Y sueño, sueño una y mil veces, porque como escribió Philip Sidney,
allá por finales del siglo XVI, en su “Astrophel and Stella”: ¡Ven, oh sueño! Nudo seguro de la paz, asilo encantador del espíritu, bálsamo de la lucha, riqueza del pobre; liberación del prisionero, juez imparcial de los poderosos y de los humildes”. Y, es en mis sueños, donde alcanzo ese lugar donde “ni la riqueza ni el poder pueden hacer a mi corazón ser llenado con tal alegría".
Y en ese sueño siempre la meta es la libertad y esa es la libertad que, quienes amamos la tierra de Gaza, deseamos ver de nuevo florecer en ella.

Lo que Gaza tuvo y hoy no tiene. Un puerto comercial que en la antigüedad fue de los más importantes del Mediterráneo y que hoy como puerto pesquero ha quedado reducido a la mínima expresión, pues las obras de construcción del mismo quedaron  paralizadas en el año 2000. Una linea de ferrocarril, que entrando por Rafah llegaba hasta Jaffa, con estación en Gaza. Un aeropuerto inaugurado en 1968 y destruido en 2001 por Israel
 Parafraseando a George Bernard Shaw: “Ves cosas y dices,"¿Por qué?" Pero yo sueño cosas que antes existieron y digo, "¿Por qué no vuelven a estar en aquella tierra donde nací?
El gran poeta sevillano, Antonio Machado, dijo: “Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.” A lo que yo añado, despertar con los sueños cumplidos y los míos, en este caso, sé que un día se harán realidad.
 
Todos culpan a los gazatíes, pero en todos lados crece la cizaña junto al trigo no solo en Gaza.
Pero nunca olvidemos una cosa, la historia está para conocerla y recordarla, durante miles de años, los ejércitos han ido y venido,pero la antigua y maltratada Gaza ha sobrevivido.
Gaza, una ciudad llena de historia, la vieja ciudad de los filisteos, aquella cuyas raíces aún son más profundas pues su semilla fue plantada por tribus semitas de los cananeos. Una ciudad siempre deseada. Siempre difícil de conquistar y permanentemente surgiendo de sus propias cenizas…
Gaza no está necesitada de piedad, sólo es preciso que se la deje vivir en paz y libertad, y se le permita la construcción de las infraestructuras necesarias tanto en comunicaciones aéreas como marítimas para poder desarrollar una economía libre de las ataduras de Israel y Egipto que, desde mucho tiempo atrás ha venido sufriendo. A nadie le interesa solucionar los problemas de Gaza, pues sus carencias y miserias son el negocio tanto de Israel como de muchos palestinos y otras naciones orientales y occidentales que de ellas obtienen pingües beneficios.





No hay comentarios:

Publicar un comentario