miércoles, 11 de septiembre de 2013

GALOPA CABALLO, GALOPA HACIA LA LIBERTAD


Hocicos babosos rastrean mi existencia,
colmillos afilados intentan desgarrar mi carne,
tenebrosas jerarquías tratan de ahogar mi voz,
voces de dolor y llanto, muerte por inanición.
Hipocresías, credos dogmáticos dicen amar Dios
dejando a sus semejantes muriendo de indigencia,
¿Dónde la justicia? ¿Dónde el amor de Dios...?
Si por amor se da la vida, ¿dónde la diligencia?
Este mundo bello convertido en basurero,
no tanto se necesita de amores divinos,
sino de más justicia e igualdad con los demás,
que hastiado está el amor de engaños y maldad.
Galopa, no dejes de galopar, libertad
hasta caer agotada y vuelta a empezar,
galopa libertad, que cuando tú fallezcas,
otros jinetes por ti galoparán.
En tu bello galopar, anhelada libertad,
estelas vas dejando, huellas en el amar;
eres tan grata libertad, que espero con ansia
verme reflejado como estrellas en la mar.
Galopa justicia, galopa hacia la igualdad,
galopa sin descanso que tus hijos esperan
montar en tu caballo como jinetes de la paz.
galopa con sudores y esperanza de pan...
Joshua
Ayer llegó a mis manos la poesía que acompaña a este escrito, he decir que su belleza captó mi atención aunque describe con crudeza una triste realidad de nuestro mundo actual. Recurrí a mi vieja biblioteca, como en muchas ocasiones hago, para buscar frases dichas por pensadores en las que apoyarme para alzar mi voz contra esta situación. De ella entresaqué estas:
-El hombre justo no es aquel que no comete ninguna injusticia, si no el que pudiendo ser injusto no quiere serlo. (Menadro)

-La ley es una telaraña que detiene a las moscas y deja pasar a los pájaros. (Anacardis)

-La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo. (Platón)
-Las almas superiores no tienen miedo más que de una cosa: De cometer una injusticia.(Amado Nervo).
Pero estas dos llamaron mi atención, pues creo que son las que están siendo utilizadas por quienes pretenden que las personas acepten con resignación esta situación:
Es mejor sufrir una injusticia que cometerla. (Sócrates)
Si sufres injusticias consuélate, porque la verdadera desgracia es cometerlas.(Pitágoras de Samos)
Porque como bien dijo el Abate Galiani:
Toda la educación se reduce a estas dos enseñanzas: Aprender a soportar la injusticia y aprender a sufrir las desdichas.
Y nos recordó Pablo Neruda
El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan.
No son veleidades de mujer, sino sentimientos que desgarran mi alma cada vez que contemplo como los caprichos e intereses de unos pocos van convirtiendo a la humanidad en esclavos suyos. Renunciando a nuestra libertad no sólo nos convertimos en lo que ellos quieren, sino que a la vez nos transformamos en enemigos unos de otros, en post de una engañosa comodidad olvidamos al que nada tiene, desdeñamos su situación, o, cuando menos, miramos hacia otro lado, cerramos nuestros oídos para no oír sus gritos, tapamos nuestra nariz para no percibir el nauseabundo olor de la miseria, y callamos nuestra voz para no gritar contra la injusticia.Ante la evidencia descarnada de los hechos y con cada uno de los protagonistas en un lugar del tablero, solamente queda intentar que como parte de la sociedad busquemos el equilibrio.
Por ello alzo aquí mi voz,contra la injusticia y la desigualdad, y grito:
GALOPA CABALLO, GALOPA HACIA LA LIBERTAD.Airam

No hay comentarios:

Publicar un comentario